Qué sitios visitar en Mallorca

Mallorca es uno de los destinos más frecuentados de España. Miles de turistas se acercan cada año a conocer esta isla tan famosa por sus calas de agua cristalina y sus atardeceres de película. Entre los sitios que visitar en Mallorca no podía faltar Palma, su capital, un entorno cargado de historia y patrimonio que sorprende a todo el que se acerca a conocerla. Por eso, hoy os traemos algunos de los lugares imprescindibles para disfrutar al máximo de la ciudad.


1. El castillo de Bellver


El castillo de Bellver ofrece una de las mejores panorámicas de la capital y el puerto, siendo uno de los sitios que visitar en Mallorca que no puede faltar. Este castillo es el mejor lugar para conocer más en profundidad todo sobre la isla, ya que acoge el Museo de Historia de la Ciudad. Asimismo, destaca por su forma redonda rodeada de torres semicirculares que le dan un aspecto único y por el que se ha hecho famoso este curioso monumento. Una parada obligatoria sobre todo si se hace turismo en la capital en domingo, cuando se puede entrar de forma gratuita.




Este castillo situado a 3 km de la villa sobre un pequeño monte, posee un escenario de estilo gótico y medieval en el centro del mismo. Al pasear por él no resulta complicado imaginarse diferentes eventos y celebraciones reales. Fue construido entre los años 1300 y 1311 como un encargo de Jaime II quien lo concibió como un palacio-fortaleza. De esta forma funcionaba como residencia real, a la vez que servía como una fortaleza inquebrantable. Recorriendo el palacio se descubre una decoración fina y elegante que te hace sentir como un rey.


Más adelante el palacio se convertiría en 1717 en una prisión militar e incluso en 1821 comenzaría a utilizarse como fábrica de moneda improvisada.


2. Catedral- basílica de Santa María de Mallorca


“La Seu” de Mallorca, es la imagen más famosa de la capital y puede que de la isla, por eso es uno de los sitios que visitar en Mallorca. Esta catedral se sitúa frente al Parc del Mar, desde donde se puede conseguir el perfil más fotogénico. Se trata de la atracción turística más visitada de la ciudad entre otras razones, por su estilo gótico y el precioso juego de luces y colores que se genera en el interior, producido por sus rosetones y ventanales. Destaca entre otras cosas, por poseer el rosetón gótico más grande del mundo.




Asimismo, otra de las razones por las que entrar a este monumento en Mallorca es la oportunidad que ofrece de admirar las impresionantes columnas de 21 metros de alto que se encuentran en el interior. A principios del siglo pasado esta catedral fue reformada de la mano de Antonio Gaudí pudiendo encontrar diferentes toques del artista a lo largo de todo el templo.


Por otro lado, justo enfrente se sitúa el gran lago del Parque del Mar, cercano al puerto, un entorno donde relajarse y tomar algo a la vez que se admira la catedral.

3. Palacio Real de L’Almudaina


L’Almudaina es otro de los edificios históricos más bellos de la capital. Se ubica junto a la Catedral y es perfecto para hacer una parada antes de entrar al casco de la ciudad. Este palacio fue el símbolo del poder civil durante siglos, donde albergó a los primeros árabes e incluso a miembros de las cortes reales españolas tras la reconquista. Hoy en día, todavía acoge este papel de residencia oficial acogiendo a la familia real española cuando va a la isla.




Se caracteriza por su fascinante arquitectura la cual se puede observar tanto en la fachada como en las estancias, donde se diferencian claramente las influencias de cada una de las culturas que han pasado por la isla. Entre ellas se puede reconocer la estructura del antiguo Alcázar musulmán, si bien destaca por su estilo gótico. Cuenta con maravillas como la capilla de Santa Ana. Justo al lado, pegados al palacio están los jardines de l’Hort del Rei, perfectos para refugiarse del sol mallorquín.

4. Casco antiguo y judería

El recorrido continúa por el casco histórico de Palma, donde perderse por el entramado de calles estrechas de la época medieval. Un sitio que ver en Mallorca y donde se sitúan múltiples casas señoriales de los siglos XVII y XVIII, con unos maravillosos patios interiores, muchos de ellos restaurados para conservar su encanto. Se puede observar el auge del modernismo catalán en la isla en edificios como el Gran Hotel.


Calles como Estudi General, Morey, Portella o Sol son algunos de los magníficos entornos que visitar en Mallorca y donde descubrir los más de 60 patios repartidos con maravillas como : el Casal Solleric, Can Vivot, Cal Marquès del Reguer o Can Juny.




Precisamente en el jardín de uno de los antiguos palacios, en la calle Can Serra se ubica uno de los pocos resquicios que dejó la arquitectura morisca. Allí se encuentran los Baños Árabes de una espectacular casa particular que en su día poseía piscinas y baños de vapor. Un lugar en el que descansar del agobiante calor veraniego de la isla y donde disfrutar de un momento de paz y desconexión en su jardín.


Del mismo modo, destaca su plaza Mayor y el Call, este último es uno de los barrios más interesantes. Se trata del entorno en el que antiguamente vivía la comunidad judía, con casi 5.000 habitantes. Se puede disfrutar de maravillas como la Plaza Santa Eulalia o el lugar donde se ubicaba la antigua sinagoga.


5. Un paseo por el Puerto de Mallorca


Sin duda, es una de las avenidas más largas de la capital, la cual atraviesa casi toda la ciudad rodeando la costa. Se trata de un buen lugar para disfrutar de una cerveza o de un paseo increíble y que no podía faltar entre los sitios que visitar en Mallorca.


Allí se sitúa, la lonja de Mallorca, una maravilla arquitectónica y uno de los edificios más bonitos de la capital y que se ubica en la zona del casco histórico que pega con la zona del puerto. La lonja continúa con el estilo gótico que se puede encontrar en otros edificios de la ciudad. Construida entre 1420 y 1452, nace para albergar la sede del Colegio de Mercaderes, con un aire que recuerda a la Lonja de la Seda de Valencia.




Si se continúa por el Passeig Maritim se puede recorrer el amplio paseo marítimo peatonal con unas vistas increíbles tanto al mar como a la ciudad. Allí se encuentran algunas de las discotecas más famosas, además de ser el lugar donde comienzan algunas de las diferentes excursiones de un día en velero en Mallorca que se realizan para disfrutar de una puesta de sol o un día en alta mar.

Estos son algunos de los sitios que visitar en Mallorca que no se pueden perder si se va a la isla. También se puede optar por perderse por las playas y calas de ensueño, donde realizar algún deporte acuático o un paseo en barco. Una parada obligatoria para los amantes de la historia y del mar.


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo